Imagen destacada sustitucion de acumulador

Los acumuladores de ACS suelen presentar, con el tiempo, diversos problemas que obligan a su sustitución. Algunos de los más graves son la corrosión provocada por “pitting” y/o la presencia persistente de legionella en el acumulador, provocando así la proliferación de la bacteria por todo el depósito que acaba siendo distribuida a la red de tuberías. ¿Quieres saber cómo solucionar la corrosión por pitting y la presencia de legionella en el acumulador de una instalación de ACS?

¡Hola de nuevo! Aquí estamos con un nuevo artículo, en este caso, para mostrarte algo diferente a los artículos anteriormente publicados. Inauguramos así una serie de contenidos donde te mostraremos nuestro día a día, qué proyectos realizamos y cómo solucionamos las necesidades de nuestros clientes, ya que éste es nuestro objetivo principal. En este caso, queremos compartir contigo uno de nuestros proyectos recientes de instalación de ACS. En él realizamos una sustitución de un acumulador de 1500 litros con una serie de problemas y daños graves que subsanamos instalando este nuevo acumulador, sin obras ni grúas.. 

El pasado mes de Agosto tuvimos la ocasión de realizar una sustitución de un acumulador en Barcelona. En concreto, se retiró un acumulador con problemas de pitting y legionella que había sido revestido interiormente hace 1 año.

El revestimiento ha fallado y ha sido necesario sustituir el acumulador de 1500 litros para ACS. En este caso realizamos la instalación del interacumulador IA-3S-800, una de las soluciones de Hydronik para optimizar las instalaciones de ACS.

Aquí te hemos preparado un vídeo para que puedas ver todo el proceso con nosotros:

El acumulador que sustituimos tenía los siguientes problemas:

  • Corrosión por pitting
  • Presencia de legionella en el interior del acumulador.
  • Revestimiento interno mediante elementos bicomponentes que ha fallado debido a la corrosión por pitting.

Gracias a la instalación de este depósito conseguimos los siguientes beneficios:

  • Eliminar acumulador de 1500 litros, sus limpiezas anuales y purgados periódicos.
  • Eliminar intercambiador de placas (El intercambio de calor se produce dentro del IA-3S-800
  • Trabajo realizado sin necesidad de obras ni grúas.
  • Mejora en el rendimiento del sistema al eliminarse las pérdidas de calor en intercambiador de placas
  • Ahorro de combustible por reducción en el “set point” de caldera, con el nuevo sistema se ha reducido el set point a 65ºC para enviar el agua al circuito de ACS a 62ºC. ¡¡Salto térmico de tan solo 3ºC!!

Ya os hablamos en posts anteriores de la importancia de tener controlada la presencia de legionella en los sistemas de ACS para no ocasionar problemas mayores. Además, a largo plazo, con ello conseguiremos una buena calidad de la instalación así como conseguir una mayor eficiencia energética.

¿Qué aspectos consideras que son importantes a la hora de instalar un acumulador de ACS?

erradicacion de la legionella

Si no lo hemos evitado y nuestra instalación de ACS sufre un brote de legionella, es obligatorio tomar medidas de erradicación exhaustivas para poder seguir con tu actividad. ¿Conoces cómo se realiza la erradicación de la legionella?

En primer lugar, será la autoridad sanitaria competente quien decida las actuaciones a realizar por el responsable de la instalación o persona física o jurídica, dependiendo en qué estado se encuentre la instalación.

En general, existen tres tipos de posibles actuaciones para conseguir la erradicación de la legionella.

  1. Limpieza y desinfección

Lo primero de todo será realizar una desinfección de choque de toda la red, incluyendo el sistema de distribución de agua caliente sanitaria. A partir de aquí, hay que resaltar que existen dos tipos de desinfecciones:

a) Desinfección con cloro: si tienes que realizar la desinfección con cloro, lo harás de la siguiente manera:

1º: Clorar con 15 mg/l de cloro residual libre. (4 h)
2º: Neutralizar, vaciar, limpiar a fondo de los depósitos y reparar las partes dañadas.
3º: Llenar con agua limpia
4º: Reclorar con 4-5 mg/l de cloro residual libre y mantener durante 12 horas.

b) Desinfección térmica: si, por el contrario, en tu caso debes llevar a cabo una desinfección térmica, los pasos son los siguientes:

  1. Vaciar el sistema y limpiar todas las paredes de los depósitos.
  2. Realizar las reparaciones necesarias y aclarar con agua limpia.
  3. Elevar la temperatura del agua del acumulador a 70 ºC durante al menos 4 horas.
  4. Abrir por sectores todos los grifos y duchas durante 10 minutos de forma secuencial.
  5. Comprobar la temperatura para que en todos los puntos terminales se alcancen 60 ºC.

El tratamiento debe realizarse de manera continuada y comprobar estos niveles:

  • Cloro residual libre para el agua fría: 1-2 mg/l
  • Temperatura para el agua caliente sanitaria: entre 55 y 60 ºC.

2. Reformas estructurales

Si la inspección diera como resultado defectos de la instalación (cualquier carencia o imperfección en diseño, construcción o mantenimiento) el propietario o responsable está obligado a realizar la reforma.

El plazo para realizar esta reforma será el que designe la autoridad sanitaria competente y para una posible prórroga del plazo, se deberá presentar una solicitud motivada acompañada de un plan de ejecución.

3. Paralización total o parcial de la instalación.

Esta sería una de las medidas más drásticas para la erradicación de la legionella. ¿Cuándo se puede dar? Si existiera presencia de brotes o las instalaciones fueran muy deficientes o o se haya llevado a cabo un mantenimiento defectuoso.

La autoridad sanitaria competente podrá ordenar el cierre temporal o bien su cierre definitivo. No se podrán poner nuevamente en marcha estas instalaciones sin la autorización expresa de la autoridad sanitaria competente.

¿Has tenido que llevar a cabo alguna e estas actuaciones en tu edificio? ¿Conoces alguna otra medida importante en la erradicación de la legionella? Te dejamos una nueva infografía a modo de resumen y cuéntanos lo que quieras en comentarios.

Infografia sobre erradicacion de la legionella

Legionella en hoteles

Para evitar la proliferación de la legionella es imprescindible llevar a cabo un mantenimiento de las instalaciones adecuado y saber en todo momento, en qué puntos hay que poner especial atención para no ocasionar un problema en nuestro sistema de ACS. ¿Sabes de qué tipo de mantenimiento hablamos?

Como ya avanzamos en el post anterior, a partir del R.D. 865/2003, de 4 de julio, que establece los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis, la prevención y control de la legionella mediante la adopción de medidas higiénico-sanitarias en aquellas instalaciones en las que puede proliferar está totalmente regulado. ¿Está tu instalación dentro de las condiciones adecuadas para controlar la proliferación de la legionella?

¿Cómo se controla la proliferación de la legionella?

En primer lugar, y según recoge la normativa, todo hotel deberá tener un registro de mantenimiento. Dicho registro recogerá las incidencias, resultados y fechas de paradas y puestas en marcha de la instalación.

  • Revisión, limpieza y desinfección general.
  • Resultados analíticos de los análisis del agua.
  • Otras operaciones de mantenimiento.
  • Firma de los responsables.

El registro de mantenimiento estará siempre a disposición de las autoridades sanitarias.

Además de los correspondientes registros, también hay una serie de medidas preventivas para evitar la proliferación de la legionella:

  • Eliminar o reducir zonas sucias.
  • Evitar las condiciones que favorecen la multiplicación, mediante el control de la temperatura del agua y la desinfección continua de la misma.

Programa de mantenimiento

El programa de mantenimiento constará de varias partes.

  1. Elaboración del plano señalizado de cada instalación. En el plano aparecerán todos sus componentes y las zonas críticas donde tomar muestras del agua.
  2. Programa de limpieza y desinfección. Se realizará una limpieza exhaustiva.
  3. Revisión y examen de todas las partes de la instalación. En este caso, ¿qué se revisará?
  • Buen funcionamiento de la instalación: hay que sustituir componentes deteriorados.
  • Estado de conservación y limpieza de la temperatura de acumuladores y puntos terminales.

4. Programa de tratamiento del agua: se tomarán muestras, como mínimo, anualmente con el objetivo de asegurar su calidad.

Ya hemos visto cómo se origina la legionella y cómo evitar la proliferación en tu hotel o residencia, ¿Qué medidas hay que tomar para erradicar el problema si, en contra de las recomendaciones, no hemos logrado evitarla? Lo veremos en siguientes posts. Mientras tanto, te dejamos con esta segunda infografía que resume los aspectos que hemos tratado en este artículo:

proliferación de la legionella

¿Realizas un correcto mantenimiento en tu edificio? Si tienes alguna duda o quieres comentarnos cualquier cosa en referencia con la prevención de la legionella ponte en contacto con nosotros o cuéntanos en comentarios.

la legionella

El riesgo de exposición a la legionella, es un riesgo a evitar por los propietarios de los hoteles a partir de la creación del R.D. 865/2003. ¿Sabes de dónde proviene esta bacteria y cuáles son los riesgos que ocasiona en tu hotel?

 

Antes de entrar en materia y analizar por qué la proliferación de la legionella es un problema muy importante a erradicar en una instalación de ACS veremos, un poco más de cerca, la naturaleza de esta bacteria y cómo llega hasta este tipo de instalaciones.

Qué es la legionella?

La legionella es una bacteria ambiental cuyo nicho ecológico natural son las aguas superficiales, tales como lagos, ríos, estanques, etc. Es aquí donde forman su flora bacteriana. Desde estos lugares, conocidos como reservorios, la legionella puede colonizar sistemas de abastecimiento de las ciudades y a través de la red de distribución de agua, incorporarse a los sistemas de ACS.

¿Cómo prolifera la legionella una vez llega al sistema de ACS (Agua Caliente Sanitaria)?

La legionella es una bacteria capaz de sobrevivir con unas características físico-químicas muy amplias. Su proliferación y diseminación se da si la instalación se encuentra a una temperatura de entre 20ºC y 45ºC y, según recoge la normativa, la temperatura óptima para ello es 35ºC-37ºC. La conclusión de este punto es que es necesario que la instalación se encuentre a unas temperaturas a partir de los 50ºC. De esta forma, evitamos que la bacteria se multiplique y provoque problemas mayores.

Hemos preparado esta infografía en la que resumimos más gráficamente lo que hemos comentado a lo largo del artículo:

 

legionella, ¿qué es y cómo prolifera?

En próximos posts analizaremos cómo se controla la proliferación y qué tipo de medidas de erradicación hay que llevar a cabo si la legionella ya nos ha causado un problema. ¿Es tu caso? ¿Ha ocasionado la legionella algún problema en tu instalación y no sabes cómo evitar problemas mayores? Cuéntanos en comentarios.